Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La voz de la experiencia

La experiencia me ha demostrado que en la convivencia es casi imposible mantener una relación D/s, aunque sea de a ratos, sobre todo si además de la pareja hay hijos, perros, o cualquier ser vivo que tenga necesidades que no pueden satisfacer por sí mismos. Esa situación se suma a que las relaciones D/s no son algo natural y por lo tanto es imprescindible crear un clima que las propicie. Aclaro que cuando digo que no son algo natural, no estoy diciendo que los miembros de la pareja D/s no tengan una inclinación natural a los roles respectivos, sino que concretar la fantasía implica hacer cosas que no son del todo naturales.
Yo escribí muchas veces que la principal problemática de una relación D/s es justamente construir la “burbuja”, y es precisamente esa construcción lo que justifica el protocolo y la demás parafernalia que rodea al BDSM.

La confianza y la rutina, unidas a los factores anteriormente mencionados, hacen que los momentos D/s se conviertan en sucesos raros y esporádicos…

Entradas más recientes

una sociedad de beneficio mutuo

Debajo del disfraz de dominante

Chau, chau, chau, chauuuuuuuuu…

Una tarde de furia

Una mañana de furia

Un gran extravío

Mundillo BDSM

Exactitud pantográfica (2)

Exactitud pantográfica

Un tipo afortunado