Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Obediencia

Dijimos infinidad de veces que esto hay que hacerlo en serio y en esa misma línea ahora agrego que elegir qué obedecer y qué no sólo sirve para socavar las bases de la autoridad que se pretende construir.

La obediencia se refiere a: qué, cómo y cuándo. Qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. Obedecer de la forma que uno quiere y cuándo uno quiere no es obedecer. No es una cuestión de resultados, el resultado en este caso es la obediencia.

Haciendo un poco de historia. Habíamos comenzado muy bien, pero al poco tiempo Eva a comenzó a enojarse. En ese momento pensé que era por el tema en cuestión, pero lo cierto es que el enojo es su forma de reacción habitual frene a cualquier frustración. Al problema de los enojos de ella se suma mi reacción a los enojos. Otro problema. Mi reacción natural frente al conflicto es la tristeza. Empeora las cosas el hecho que me cuesta mucho asignarle a las disputas la importancia que tienen; para mí todo es trágico y terminal. En cada reacción, aún en …

Entradas más recientes

Una hipótesis completamente verosímil

El poder real como condición imprescindible

Problemas humanos

Confusión generalizada

Otro rato de furia

Me fui al carajo

La voz de la experiencia

una sociedad de beneficio mutuo

Debajo del disfraz de dominante

Chau, chau, chau, chauuuuuuuuu…