Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

En el ascensor

Lo implícito supera a lo explícito, pensaba mientras el ascensor descendía con una lentitud exasperante. A veces una mirada o unas pocas palabras disparan el morbo mucho más que horas de películas porno... los pequeños detalles son los responsables de las más encendidas fantasías, concluyó satisfecho.

Los pensamientos de Pablo se detuvieron abruptamente cuando ascensor paró en seco entre el piso sexto y el quinto. Cuatro personas ocupaban el cubículo revestido en impecable acero inoxidable.
Por suerte no se cortó la luz, dijo una rubia bien distribuída de unos veinticinco años. Y menos mal que el ventilador sigue funcionando, agregó el hombre mayor vestido con un elegante traje azul noche. Una vestimenta tan formal no es apta para esta situación de encierro, dijo para sí la cuarta ocupante, una cincuentona con los pechos recién operados. Pablo dedujo que estaba estrenando pechos porque las recién operadas inevitablemente se resisten al sujetador, al menos los primeros meses y está n…

Entradas más recientes

Escenas de la vida conyugal (III)

Escenas de la vida conyugal (II)

Escenas de la vida conyugal (I)

Hora de descanso

Tecnología de punta

El bar

Siempre hay una historia

Seguimos

La única verdad es la realidad

Coincidencias imprescindibles